Adquirir un estilo de vida saludable mejora, en gran medida, nuestra salud por eso hoy vamos a ver los tres pilares fundamentales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  define salud como “un estado de completo bienestar, físico, mental y social”

El principal problema es que, cuando hablamos de un estilo de vida saludable, muchas veces se asocia con hacer una dieta y bajar de peso.

Y, aunque una buena alimentación (que no una dieta para bajar de peso) es fundamental en una vida saludable, no es el único pilar que debemos de tener en cuenta. También tenemos que tener muy presente la actividad física y el descanso.

BENEFICIOS DE LLEVAR UNA VIDA SALUDABLE

Antes de hablar de los tres  pilares fundamentales para llevar una vida saludable, me parece muy importante recordar los beneficios de adquirir este estilo de vida.

  1. UNA MEJOR SALUD

El primer y principal beneficio de mantener un estilo de vida saludable es nuestra salud.

Instaurar hábitos saludables disminuye las posibilidades de aparición de enfermedades crónicas y degenerativas tales como cáncer, alzheimer, etc así como reduce las posibilidades de contraer una enfermedad cardiovascular y coronaria.

  1. TU ESTADO FÍSICO SERÁ MEJOR

Un buen equilibrio entre alimentación, ejercicio y descanso aumentará poco a poco nuestras capacidades físicas.

Eliminaremos grasas y toxinas y tonificaremos nuestros músculos, incrementando la masa muscular y nuestra fuerza.

Mejoraremos nuestra capacidad pulmonar y nuestra flexibilidad y agilidad.

Además nuestros huesos y articulaciones serán más fuertes.

  1. MEJORARÁ TU ESTADO DE ÁNIMO

Cuando comes sano, haces deporte y descansas, tu cuerpo se siente bien consigo mismo. Hormonas como la endorfina y la serotonina mejoran nuestro estado de ánimo.

LOS TRES PILARES FUNDAMENTALES PARA LLEVAR UNA VIDA SALUDABLE

Como ves, todo son ventajas llevando un estilo de vida saludable, así que ahora vamos a ver los tres pilares básicos en los que debemos centrarnos para conseguir unos hábitos saludables.

Alimentación, ejercicio y descanso son los tres aspectos fundamentales que debemos cuidar y tener en cuenta para mejorar nuestra salud.

ALIMENTACIÓN

Cuidar nuestra alimentación es imprescindible para llevar un estilo de vida saludable.

Priorizar los productos frescos y controlar el consumo de productos procesados es un buen punto de partida.

Debemos basar nuestra alimentación en verduras y hortalizas que nos ayudarán a sentirnos más saciados y nos aportarán minerales y vitaminas junto con todos los beneficios de la fibra. Sin olvidarnos de proteína de buena calidad tanto de origen animal como vegetal.

Nuestra dieta debe de ser variada y sin excederse en las cantidades. Nuestro menú debe de aportarnos las cantidades adecuadas y necesarias de los nutrientes que nos ayudan en el correcto funcionamiento de los sistemas de nuestro cuerpo.

En el post del blog CÓMO APRENDER A COMER SANO encontrarás una guía con consejos útiles para comenzar a mejorar tu alimentación.

Y recuerda la importancia de mantener una buena hidratación basada en beber el agua suficiente que necesita tu cuerpo.

ACTIVIDAD FÍSICA

Es recomendable realizar actividad física diaria. No tenemos que ser todos deportistas de élite, pero tenemos que dejar a un lado el sedentarismo.

Existe evidencia científica de que la actividad física regular reduce el riesgo de mortalidad, tanto por enfermedad cardiovascular como por otras causas.

Elije una actividad que te guste, que disfrutes, puede ser salir a correr o a caminar, andar en bici, nadar, bailar o realizar ejercicios en casa ¡no hay excusas! Es importante que adaptemos el ejercicio a nuestras capacidades y objetivos.

Pero además de realizar una actividad física es importante ser activos en el día a día. Sube y baja por escaleras, intenta ir andando o en bici al trabajo, si pasas mucho tiempo sentado levántate con frecuencia y da un pequeño paseo y realiza estiramientos todos los días.

Algunos de los principales beneficios que nos aporta la actividad física son:

  1. El ejercicio es fuente de salud física y mental. Fortalece nuestro cuerpo y  mejora la memoria, el aprendizaje, el estado de ánimo, etc.
  2. La actividad física mejora tu energía.
  3. El ejercicio promueve un mejor descanso y disminuye el estrés.
  4. El ejercicio te ayuda a crecer a nivel personal ya que mejora tu autoestima y mejora tus conexiones sociales.

 

Es posible que ahora mismo te estés preguntando si realmente el imprescindible realizar ejercicio físico si ya llevas una buena alimentación o el revés, si es tan importante comer bien si eres una persona muy activa. La respuesta es simple, el ejercicio y la alimentación SON COMPLEMENTARIOS.

De nada sirve llevar una correcta alimentación si eres una persona sedentaria y mucho menos va a hacer la actividad física por tu salud si no cuidas lo que comes.

Pero estos no son los dos únicos elementos para llevar un estilo de vida saludable, nos falta hablar de otro pilar fundamental.

EL DESCANSO

El descanso es el tercer pilar para nuestra salud física y mental. Al dormir nuestro cuerpo y nuestro cerebro se reparan.

Es importante no sólo la cantidad de horas que dormimos, también la calidad del sueño.

La falta de sueño, o la mala calidad de este, disminuye la capacidad del sistema inmunitario además de estar relacionado con un aumento del riesgo de obesidad, enfermedades coronarias, diabetes, hipertensión e ictus.

Descansar lo suficiente es fundamental para la salud además de ayudarnos en otros aspectos como mejorar la memoria, potenciar la creatividad, ayudarnos a controlar el peso, mejorar nuestro estado de ánimo…

Recomendaciones para un buen descanso:

  • Realizar ejercicio físico a lo largo del día. (No justo antes de dormir).
  • En medida de lo posible es recomendable establecer unos horarios ya que facilita la regulación del sueño.
  • No acostarnos justo después de cenar.
  • Limitar el consumo de sustancias como café, alcohol y tabaco.
  • Evita la exposición a pantallas justo antes de irte a dormir.
  • Evitar el exceso de luz y mantener una temperatura agradable a la hora de dormir.

Como hemos visto lograr un equilibrio entre buena alimentación, actividad física regular y buen descanso es fundamental para nuestra salud. Además puedes descubrir otros hábitos saludables en el post 15 HÁBITOS PARA LOGRAR UNA VIDA SALUDABLE.

Pequeñas acciones diarias enfocadas a mejorar aspectos relacionados con estos tres pilares básicos nos ayudaran a implementar hábitos saludables que mejorarán nuestro estilo de vida.

Si quieres aprender más sobre las dificultades de implementar un hábito y como conseguir hacerlo puedes leer el post anterior del blog HÁBITOS SALUDABLES ¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO CAMBIAR HÁBITOS?

 

Suscríbete para recibir actualizaciones
Abrir chat