Como ya hemos visto en otras ocasiones los hábitos de vida saludable son la mejor forma que tenemos para garantizar la salud de nuestro cuerpo. Podemos considerarlo una práctica natural que nos permitirá alcanzar la vida que tanto deseamos.

 

Pero ¿cuáles hábitos de vida saludable debemos adoptar? Veamos cuáles son y cómo pueden beneficiarnos.

 

El agua como elemento fundamental para una vida saludable

 

La hidratación de nuestro organismo no debe tomarse a la ligera. Es por ello, que debemos estar al pendiente de las bebidas que ingerimos y en qué cantidades lo hacemos. En este punto, el agua será nuestra mejor opción ya que así evitaremos tomar bebidas azucaradas o alcohol que nos aportan calorías vacías a nuestro organismo.

Una manera sencilla de saber si estamos bien hidratados es mirando el color de nuestra orina, si es amarilla ¡necesitamos beber!

 

Fases de sueño completas

 

El descanso es esencial. Sin él no tendremos la energía necesaria para iniciar nuestra rutina diaria. Lo más recomendables es dormir entre 7 u 8 horas corridas, esto nos permitirá tener un mejor desempeño en el trabajo y en cualquier aspecto de la vida.

 

Actividad física frecuente

 

Aunque dispongamos de poco tiempo durante el día, no podemos dejar de realizar algún tipo de actividad física. Puede ser un deporte que nos guste, salir a caminar una hora cada día o una simple rutina de ejercicio físico que podemos realizar en casa.

 

Haz ejercicio en tu trabajo

 

Es posible que tu trabajo no te deje tiempo para realizar algún ejercicio físico o que sea un trabajo sedentario. Aprovecha para buscar una alternativa. En vez de usar el ascensor puedes bajar y subir por las escaleras, es una manera de sumar actividad física a nuestro día sin apenas darnos cuenta.

 

Dile no al tabaco y al alcohol

 

Si queremos tener hábitos saludables, debemos dejar todo lo que daña a nuestro cuerpo. El tabaco y el alcohol no aportan nada positivo y son los principales responsables en la aparición de muchas enfermedades.

 

Crear un plan de alimentación saludable.

 

Nuestro cuerpo necesita nutrientes y minerales para estar saludable. Dentro de nuestra dieta debemos incluir: verduras, legumbres, frutas y proteínas, ya sean de origen animal o vegetal.

Lleva una dieta variada y equilibrada, que te aporte la vitalidad que siempre has deseado.

 

Rodéate de gente que sume.

 

Amigos con los que charlar y salir a pasear, familia que te apoye y te cuide, todos necesitamos gente a nuestro alrededor que nos llene de vida, eso también es salud.

 

Cuida tu mente

 

Los buenos hábitos requieren de un equilibrio integral, el cuerpo no se sentirá saludable sin la mente. Realizar actividades que ejerciten nuestro cerebro nos ayuda prevenir enfermedades como el Parkinson o el Alzheimer.

 

Cuida tu postura

 

La forma en la que nos sentamos o caminamos dice mucho de nosotros y nuestra salud, hacerlo de manera incorrecta representa un gran problema para los músculos de la espalda. Esto es algo que podemos mejorar practicando un poco de Yoga

 

Invierte tus tiempos de ocio

 

La mejor forma que podemos tener para eliminar todo el estrés del trabajo es con un hobbie. Algo que nos guste para que lo podamos mantener en el tempo, podemos realizarlo solos o si queremos podemos incluir a nuestra familia o amigos y pasar un rato agradable.

 

Organiza un viaje

 

Aunque tus vacaciones aún están muy lejos, puedes realizar algún viaje corto con amigos o familiares. Haz cosas nuevas durante tus días libres, no tiene que ser un viaje por todo lo alto, seguramente que cerca de donde vives hay sitios que aún no has visitado, disfrútalo y siente como tu cuerpo se revitaliza.

 

Ve al médico

 

Las visitas periódicas al médico nos darán una mejor idea de nuestro estado de salud. Si algo está fallando, podemos cambiarlo y así, mejorar nuestra calidad de vida.

 

Protege tu piel

 

Debemos cuidar nuestra piel para evitar la aparición de cáncer causado por los rayos UV. No está demás usar algunos protectores solares y cremas hidratantes al momento de salir de casa.

 

Protege tus ojos

 

La piel de los parpados en muy delgada y frágil, por lo que debe ser hidratada para evitar sequedad o alguna molestia en los ojos. En caso de comezón, lo mejor será lavar con abundante agua.

 

No obsesionarse

 

Aunque estemos realizando actividades positivas para mejorar nuestro estilo de vida, todo en exceso es malo. Recordemos que los hábitos para una vida saludable requieren de equilibrio y balance.

Suscríbete para recibir actualizaciones
Abrir chat